Te explicamos cómo dar de alta el gas en tu nuevo hogar

 

 

 

¿Necesitas dar de alta el gas en tu nuevo hogar? Pues estás en el lugar correcto. Hoy te traemos los datos clave para hacerlo, desde documentación necesaria hasta tips a tomar en cuenta durante todo el proceso.

 

Dar de alta el gas es un procedimiento clave para contar con este servicio en tu hogar. Sin embargo, a menudo los clientes no tienen claro todos los pasos a seguir y el proceso se vuelve una pesadilla.

 

Hoy te mostramos cuáles son los pasos a seguir, la documentación requerida y otros datos clave para no pasar dificultades durante el proceDatos y documentos requeridos para dar de alta el gas

 

Para dar de alta el gas, la empresa con la que contrates el servicio te pedirá unos datos y una serie de documentos muy concretos:

 

 

  1. Nombre y apellidos del titular de la cuenta.
  2. Correo electrónico del titular.
  3. Número de contacto del titular.
  4. Su DNI o tarjeta de residencia(si eres extranjero).
  5. Dirección exacta del hogar o establecimiento donde se instalará el servicio.
  6. Código IBAN o nombre del titular de la cuenta bancaria a la que se cobrará el servicio.
  7. Código CUPS que identifica a cada hogar o local que recibe energía.
  8. Certificado de instalación de gas(CIG).

 

Todos ellos son fundamentales para la instalación y operación del servicio de gas, garantizando tanto los cobros como la legalidad de todo el proceso.

 

Qué necesito hacer para dar de alta el gas

 

Si el inmueble no tiene instalado el servicio, tendrás que ponerte en contacto con la distribuidora. Ellos te presentarán un presupuesto, el cual puedes aceptar o rechazar según te convenga. Cuando lo instalan, la misma empresa supervisa el proceso y, al finalizar, hace entrega del código CUPS y el CIG.

 

Si ya tienes el gas instalado, lo que necesitas es un alta de reactivación. Esto lo puedes hacer vía correo electrónico, teléfono, llenando formularios en sus páginas web o de forma presencial en sus oficinas.

 

Para radicar la solicitud, la empresa responsable del servicio te pedirá el CUPS(anotado en tu factura) y elegir la tarifa de gas de tu preferencia. Por eso lo más importante cuando te pongas en contacto es averiguar sus tarifas. Estas varían dependiendo de si hablas con una empresa con tarifa de último recurso(TUR) como Endesa o Naturgy o una del mercado libre.

 

<h2>¿Qué debo hacer para dar de alta el gas en un conjunto residencial?</h2>

 

 

 

Si vives en un piso o departamento, el proceso para dar de alta el gas cambia de forma considerable. Toda vivienda tiene una Instalación Receptora Individual(IRI), pero en el caso de los edificios también hace falta contar con una Instalación Receptora Común(IRC).

 

Si el edificio cuenta con ambas instalaciones, bastará con que los vecinos decidan con cuál empresa de gas van a contratar el servicio. Si no tiene alguna de las dos o se necesita modificar, el precio variará de acuerdo con las características del edificio. En esos casos, es usual que la misma compañía distribuidora se encargue de la instalación, cobrándole a los vecinos un “canon de finca” por ello.

 

<h2>¿Cuánto tiempo tarda el proceso de dar de alta el gas?</h2>

 

Aun con los posibles cambios de titular o de compañía proveedora, dar de alta el gas a menudo tarda entre 5 y 9 días hábiles. Esto siempre y cuando hayas suministrado la documentación exigida por la empresa responsable del servicio. De no ser el caso, el proceso tardará algunos días más.

 

Si la demora estuviese relacionada con la propia empresa responsable, debes ponerte en contacto de forma inmediata y constante. Es muy importante que hagas seguimiento del estado de la solicitud para evitar inconvenientes futuros por incumplimientos.

 

Ahora ya conoces todo lo necesario para dar de alta el gas en tu inmueble. No olvides tener toda la documentación necesaria desde el primer momento y estar muy atento a las tarifas que te ofrecen las compañías.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación así como para tareas de análisis. Al continuar navegando, entendemos que acepta el uso de cookies

¿Qué son las cookies?

Una cookie es un pequeño archivo que se almacena en el ordenador del usuario y nos permite reconocerlo. El conjunto de cookies nos ayuda a mejorar la calidad de nuestra web, permitiéndonos controlar qué páginas encuentran nuestros usuarios útiles y cuáles no.

Las cookies son esenciales para el funcionamiento de Internet, aportando innumerables ventajas en la prestación de servicios interactivos, facilitándonos la navegación y usabilidad de nuestra web. Tenga en cuenta que las cookies no pueden dañar su equipo y que, a cambio, si son activadas nos ayudan a identificar y resolver los errores.

¿Que tipo de cookies utiliza esta página web?

Cookies propias: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio gestionado por el editor y desde el que se presta el servicio solicitado por el usuario.

Cookies de terceros: son aquellas que se envían al equipo del usuario desde un equipo o dominio no gestionado por el editor sino por otra entidad que analiza los datos obtenidos.

Cookies persistentes: son un tipo de cookies en el que los datos siguen almacenados en el terminal y pueden ser accedidas y tratadas por el responsable de la cookie.

Cookies de analítica web: a través de la analítica web se obtiene información relativa al número de usuarios que acceden a la web, el número de páginas vistas, la frecuencia y repetición de las visitas, su duración, el navegador utilizado, el operador que presta el servicio, el idioma, el terminal que utiliza, o la ciudad en la que está asignada la dirección IP. Información que posibilita un mejor y más apropiado servicio por parte de esta web.

Aceptación del uso de cookies.

Asumimos que usted acepta el uso de cookies. Sin embargo, usted puede restringir, bloquear o borrar las cookies de esta web o cualquier otra página a partir de la configuración de su navegador.

A continuación le mostramos las páginas de ayuda de los navegadores principales: